Reforma interior adosado para unificar toda la planta baja integrando la cocina y el hall al salón comedor, crear una zona de trabajo abierta en el bajocubierta e incorporar un gran vestidor al dormitorio principal. Para ello se han reformado todas las instalaciones, se han lacado las carpinterias interiores y se han reformado integramente cocina y cuartos de baño. Con una planificación de 3 meses se ha conseguido renovar integramnete esta vivienda adaptada a las nuevas necesidades de los propietarios con una elección adecuada de materiales y acabados.